DEL ARTE DE TINDER


Amor y otros desastres / lunes, marzo 12th, 2018

Tinder no es sencillo.

Después de muchos días de investigación y estudios sociológicos, antropológicos y psicológicos, se pueden sacar algunas conclusiones.

La típica pregunta cuando alguien sabe qué usas o has usado tinder es la de: ¿Y te ha funcionado? Esta pregunta va acompañada de muchas otras acerca de la clase de sujetos qué te encuentras, las primeras citas y las experiencias nefastas que pueda haber tenido.

Mi respuesta es bastante sencilla: Sí, me ha funcionado y experiencias nefastas más bien ninguna. Las primeras citas no son ningún problema, quizás porque antes de Tinder, he tenido primeros encuentros post-discoteca. Y parece mentira, pero pueden ser igual de positivos o negativos. El factor no haberse visto en persona tiene cierto peso, pero si el susodicho juega limpio y usa fotos ACTUALES y en que salga tal cual es, suele dejar de tener importancia. El face to face es decisivo, pero cualquiera puede ser 50 veces más dicharachero con 6 copas, con lo cual, el desastre puede suceder con alguien a quién has conocido de fiesta o por una aplicación móvil.

Obviamente he experimentado el factor ilusionista; fotos escogidas a tanta conciencia que cualquier semejante con la realidad es pura casualidad. También he vivido silencios incómodos y cervezas demasiado interminables. Pero quién no arriesga, no gana. Hay que pasar por eso también.

Pero aunque no sea oro todo lo que reluzca, también he tenido primeras impresiones buenas, divertidas, positivas e incluso repeticiones que han durado meses.

Y no, no todos/as van a lo que van. Pero esto es una decisión personal, no hay que condenar a nadie por buscar solo sexo, o una relación sin formalidad. Como tampoco hay que juzgar al que espera encontrar al amor de su vida (que también están ahí, que conste en acta).

Tinder está lleno de gente NORMAL. Obviamente esto de la normalidad se coge con pinzas, ¿qué es normal?

Cambiemos el enfoque.

Tinder está lleno de gente como tú, que bien podrían formar parte de tu círculo de amistades. Eso sí, es necesario tener cierto ojo crítico. Mis amigos no se hacen fotos en un espejo enseñando músculos, obviamente cualquiera con una foto de éstas obtiene una cruz en menos que canta un gallo.

 

Tips básicos:

  • Fotos NORMALES. De esas que enseñarías a tus padres. Nada de morritos, fotos en el espejo, enseñar musculitos, sacar la lengua o de tus abdominales.
  • Contextos distintos. 5 fotos tuyas de fiesta con cubata en mano, me da una impresión que no haces ni el huevo. 5 fotos tuyas enseñando ese cuerpo que llevas años trabajando en el gym tampoco me motiva porque ya me veo la dieta de arroz y pollo y quiero huir.
  • Mínimo una foto de cara. Sí, esa foto tuya con las rayban, de perfil, mirando a la lejanía es artísticamente fabulosa, pero si todas son del estilo (incluyendo foto de espaldas con un atardecer en un lugar impresionante), me empieza a dar mala espina. Agradecemos las fotos bonitas y en que no estás enseñando tus musculos, pero una foto de cara para tener claro con quien debería quedar (si se da el caso) es importante.
  •  LA UNIVERSIDAD DE LA VIDA. Esto merece un punto aparte. ¿Qué diantres es la universidad de la vida? Me da igual qué estudios tengas o de qué trabajes, pero por el amor de Dios, no me pongas eso. Ves a una entrevista de trabajo contando esto y luego me dices la cara qué ha puesto el de RRHH. Significa literalmente soy nini y si no es tu caso, no me crees esas pocas expectativas.
  • Las benditas descripciones: ¿Es necesario usar 80 iconos? ¿Realmente tienes que poner una descripción de tu mujer ideal? ¿Frases de manual que parecen sacadas de un estado de messenger? Por favor, si pones algo, que sea mínimamente decente; que me haga reír o me entren ganas de escribirte (aunque eso jamás vaya a pasar). Si no sois buenos copywriters, mejor lo dejáis en blanco y creáis un poco de misterio, que se lleva mucho hoy en día.

 

Obviamente este es el perfil que busca alguien como yo, y ¿para qué diantres debes querer conseguir mi SÍ? Para nada, obviamente, pero como escribo en base a mi experiencia, esto es lo que sale si me dejas hacer.

Independentemente, yo te animo a que lo pruebes y te eches unas risas.

(Puedes encontrar motivos y justificaciones – si aún los necesitas – en: por qué usar tinder)

Eso sí, un aviso (y quién avisa no es traidor): Los amigos con pareja desde hace como diez siglos les hace especial gracia esto de jugar a Tinder. Te van a pedir que les dejes jugar como te pedían en el cole que les dejaras la game boy. Prepárate para su #nofilter y olvídate que den matchs decentes porque eso posiblemente jamás sucederá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *