DE LA PREGUNTA DEL MILLÓN


Amor y otros desastres, Dándo vueltas al tema, General / sábado, abril 6th, 2019

Me encanta hacer preguntas, ya dije que era un auténtico arte que domino bastante bien. Y, por lo general, aunque no sea lo que más me apasiona, no me importa responder a ningún tipo de pregunta. Siempre que esté a mi alcance, evidentemente.

Pero hay algunas preguntas que no soporto que me hagan.

Una de las que estarían, sin duda alguna, en el top tres es la de: ¿Por qué estás soltera? o ¿Cómo es que estás soltera?

Mis ganas de matar al idiota de turno que la pronuncia aumentan si encima añade un: ¿Cuál es el problema o qué tienes de malo? Generalmente riendo en plan broma, como si hiciera algún tipo de gracia.
Lo mejor de todo es que, por lo general, el sujeto que la hace, también lo está. Pero claro, es más raro que una chica de 27 esté soltera. Y si le añades un: nunca he tenido una pareja seria con la que me haya ido de vacaciones, haya presentado a mis padres, introducido en mis círculos de amistades o planteado casarme o tener hijos, me convierto en un ser paranormal.

A todos aquellos que me han hecho la pregunta, me la han querido hacer o se la han hecho a alguna chica, este post va por vosotros.

Lo primero que quiero preguntarte es por qué no debería estar soltera. ¿Hay alguna norma o ley, que yo no sepa, en la que ponga que debo tener pareja? No, ¿verdad? Entonces ¿por qué es cuestionable estar soltero pero no lo es estar en pareja?
No suelo ir por la vida preguntádole a la gente por qué está en pareja. Imagino que el motivo es que se sienten a gusto y que estar con esa persona les suma más que no les resta. No necesito preguntárselo y, de todas formas, es su maldita decisión. Si ellos están felices, yo lo estoy por ellos y en ningún caso me atrevería a cuestionarlo.

Hacer esta pregunta es tan desagradable como preguntarle a una mujer por qué no tiene hijos.
Por  un lado porque no tienes ni puñetera idea de lo que ha vivido y de si puede dolerle tener que responderte. Y por otro, porque quizás ser madre ni es el sueño de su vida, ni le hace ilusión. ¿Qué pasa que por ser una mujer tiene que morirse de ganas de tener hijos? No querer tenerlos es una decisión tan válida como sí querer.
Por lo tanto, nadie tiene ningún derecho a ir haciendo preguntas que en el fondo, están cuestionando y juzgando esa situación.

Porque eso es lo que sucede cuándo me preguntas por qué estoy soltera. Estás juzgando mi situación. 

Pero , ¿sabes qué? Te voy a responder.

Estoy soltera porque quiero y porque puedo permitírmelo.
Probablemente hace unos años te habría dicho, con un trasfondo resignado, que por las circunstancias. Hoy te digo que sí, que las circunstancias obviamente influyen, pero que si estoy sola es porque soy feliz así. No he conocido a nadie por quién me haya dado la gana invertir más de lo que estoy dispuesta y, por ende, prefiero estar así. No necesito tener a mi lado a nadie para estar bien o para sentirme autorealizada, llena, completa, llámale X. Y si no te había quedado claro, no creo que tenga ningún problema. Al fin y al cabo, nadie es perfecto y los defectos son salvables o insalvables según quién los tenga de frente.

No me apetece ir por la vida buscando desesperadamente a alguien. Porque, por el momento, puedo hacer todo lo que quiero estando sola. Y porque yo decido en qué o quién invierto mi tiempo, que por eso es mío.

Ojo, no estoy diciendo que estar sola sea mejor o peor que estar en pareja. Simplemente es diferente. Cada cual es libre de decidir que le vale más la pena. Y cuando llegue alguien por quién esté dispuesta a intentarlo, bienvenido será.

Por el momento seguiré mandando a la lista negra a todo aquel que se atreva a cuestionar mi estado civil. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *