DE LOS LUNES


General, Vida cotidiana / miércoles, marzo 6th, 2019

Estoy aquí para hacer la gran confesión. De esas que traen cola y que tienen el efecto de crear desconfianza alrededor de ti. La gran confesión que nunca me he atrevido a hacer en voz alta porque no es políticamente correcto decirlo. Pero ya ves, hoy siento que ha llegado el momento; no puedo seguir callándomelo más, necesito sacarlo y que sea lo que tenga que ser.

Venga, ahí voy.

¡Qué nervios!

Lo diré a bocajarro, sin pensármelo mucho, lo suelto y ya, ahí se queda.

Megustanloslunes.

Sí, has leído bien. Me gustan los lunes y creo que hay un odio generalizado e injustificado hacia ellos. Y yo, defensora de las causas perdidas, necesito alzar una lanza por ellos.

Siempre se llevan la peor parte de la semana, odiados, aborrecidos y despreciados por todos como si ellos hubieran elegido ocupar esa posición. La única vez que ser el primero en algo es un lastre en lugar de una bendición.

Los lunes se respira el mal humor en las calles, cafeterías, metros y estaciones. Caras largas y cansadas, resacas del fin de semana que ya terminó, dosis de café desorbitadas para poder afrontar el día sin morir en el intento. Todo ello acompañado de apatía y desmotivación. Culpa de los lunes, dicen todos. La renfe, que ya de por si funciona mal, los lunes funciona peor. Hace mal tiempo. Hay más tráfico. Probablemente si se termina el mundo, terminará un lunes, por lo visto.

Sinceramente no consigo comprenderlo. Los lunes son unos aficionados comparados con los domingos por la tarde. Esos domingos de invierno, fríos, lluviosos y oscuros. Los finales son duros, los principios alegría. Cada lunes tienes siete días para cambiarlo todo o para que siga tal como está. ¡Menuda suerte! Siete días, ciento sesenta y ocho horas, diez mil ochenta minutos… y tú malgastándolos con tu cara de disgusto y las pocas ganas de comerte el mundo.

Los lunes, spoitfy te actualiza la lista del descubrimiento semanal. Una nueva oportunidad para encontrar esa canción que te cale hasta el fondo y que no dejes de escuchar en bucle (y todos sabemos que puede ser la mejor inversión de tu vida). Cada lunes, hay nuevos afterworks, nuevas películas en el cine, nuevos libros que salen a la luz, nuevas obras de teatro cociéndose en algún lugar, nuevos vuelos que poder coger para irte a cualquier parte (aunque se dice que los billetes están más baratos los martes, los lunes se anuncian las ofertas y por la noche se bajan los precios, ahí lo dejo) y suma y sigue…

Los lunes son el inicio de la que puede ser la mejor semana de tu vida. ¿Cómo tienes las santas narices de quejarte? Empezando así la semana vamos muy mal.

Es el momento de empezar todos esos propósitos que te marcaste el día 31 de diciembte sin resaca y a punto de vivir una noche épica, y que aún no te has dignado a cumplir. Empezar a ir al gimnasio, a leer cada noche, a comer más sano, cocinar más, hacer esa llamada pendiente o empezar a enviar currículums para cambiar de trabajo (que dicen que los lunes son el mejor día). Yoquesé, son tus propósitos, no los míos.  

Además es el día perfecto para ponerse al día después del tute y los planazos del finde. Si eres un animal muy social, es el momento para dar por saco a todo aquel que quiera escucharte. Probablemente como es lunes y se sienten un poco deprimidos, estarán encantados de escuchar tus batallitas o tus #dramas.

Llámame rara pero a mi los lunes me gustan. Bueno, todos sabemos que por lo general me salgo de la tangente y soy un poco peculiar, pero oye, los lunes tienen su encanto. Dicen que la forma como te tomas las cosas afecta a cómo se sucede tu vida, con lo cual..  ¡ponle un poco de alegría y humor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *